Noticias

9.png

31 mayo, 2020 Sin categoría0

Según datos de la Organización Mundial de la Salud OMS (2019), el tabaco mata a la mitad de sus consumidores, y cada año más de 8 millones de personas mueren por esta causa. Más 7 millones de estos fallecimientos son debidos al consumo directo, y alrededor de 1,2 millones son no fumadores expuestos al humo ajeno.

El tabaquismo es una enfermedad crónica y adictiva, y generalmente resulta muy difícil dejar de fumar, incluso teniendo consciencia de lo perjudicial que puede llegar a ser para nuestra salud.

La mayoría de las personas intentan dejar su dependencia del tabaco por ellas mismas, pero si esto no es suficiente, la elección de un tratamiento psicológico para dejar de fumar es una de las mejores opciones, teniendo en cuenta la gran eficacia de algunos modelos de intervención en deshabituación del tabaco.

En esta línea, los tratamientos especializados de primera elección suelen ser los programas psicológicos multicomponentes. Se llaman así porque incluyen distintas técnicas de intervención terapéutica, que son usadas en las diferentes fases por las que pasa un fumador durante el proceso de dejar de fumar, y que suelen resumirse en: preparación para el cambio, pre-abandono, deshabituación psicológica y prevención de recaída o mantenimiento.

A grandes rasgos, algunas de las técnicas utilizadas podrían ser las siguientes:

⦁ Reducción gradual de ingestión de nicotina y alquitrán. Podemos ir cambiando de marca de cigarrillos de forma progresiva, eligiendo cada vez una que contenga menor cantidad de nicotina y alquitrán, preparando así nuestro organismo al proceso de deshabituación de la sustancias.

⦁ Control estimular. Esta técnica se basa en que los fumadores tienen condicionado su consumo a distintas situaciones, personas, pensamientos y estados. Consiste en deshacerse de cualquier estímulo que pueda estar asociado a la conducta de fumar, para debilitar y con el tiempo eliminar la dependencia al tabaco. De esta manera debemos retirar de nuestro alcance los objetos que tengamos en casa y/o situaciones que puedan activar esas ganas de fumar, ceniceros, tomar café, etc. Incluso de forma temporal abstenerse de ir a ciertos eventos sociales para evitar la exposición a estas circunstancias que puedan provocar conductas de riesgo; por ejemplo, amigos que fuman, gente que te ofrece un cigarrillo, reuniones en bares o tomando una bebida alcohólica, etc.

⦁ Retrasar el momento de fumar. Si solemos fumar antes de desayunar o después de levantarnos, retrasar ese cigarrillo como mínimo 15 minutos. Esto nos servirá también de ejercicio para ir tolerando la ansiedad.

⦁ Control del estrés. Podemos elegir alguna técnica básica de respiración /relajación que podamos realizar en función de nuestro tiempo, para reducir los niveles de mayor ansiedad y estrés.

⦁ Reducción progresiva del consumo de cigarrillos. El objetivo es ir reduciendo la cantidad de cigarrillos en un porcentaje pactado previamente cada semana. Nos puede ayudar llevar un registro diario de nuestro progreso. También es importante aumentar la parte del cigarrillo sin fumar. Si por ejemplo fumas el cigarrillo hasta el filtro, puedes intentar dejar un tercio sin fumar, a la siguiente semana un poco más y así progresivamente.

La supervisión de estas estrategias y otras pautas aplicadas dentro de un programa terapéutico, como fomentar una alta motivación al cambio, aumentaran la probabilidad de conseguir el objetivo deseado de muchas personas, dejar de fumar.

 


Pedro J. Fernández Martínez
(Psicólogo)


b2ap3_amp_bruxismo-sevilla-clinicas-dentales.png

5 mayo, 2020 Sin categoría0

El bruxismo, es decir, el apretamiento y el rechinamiento involuntario de los dientes, es una de las principales disfunciones de la articulación temporomandibular (ATM), localizada entre el hueso temporal y la mandíbula. Los trastornos relacionados con esta articulación afectan a los músculos mandibulares, pero también a las estructuras faciales. Asimismo, suponen, en muchos casos, problemas de cierta gravedad en la función de la masticación y la deglución de los alimentos.

Aparte de que, en ocasiones, el bruxismo puede relacionarse con la maloclusión, es decir, con el mal engranaje entre la mandíbula y el maxilar, algunas de las causas principales por las que esta patología se desarrolla están estrechamente vinculadas con el estrés, la fatiga o la ansiedad. En este sentido, ante la situación que vivimos, en la que el confinamiento en casa por la COVID-19 puede ocasionar, en algunas personas, trastornos de ansiedad, los desórdenes relacionados con el bruxismo y la ATM pueden verse agravados durante estas semanas.

En este artículo te ofrecemos algunos consejos para aprender a canalizar las emociones, en muchas ocasiones, desbordadas que podemos sentir a lo largo de estos días. Es importante que prestemos atención a nuestro cuerpo, pero también que dediquemos el tiempo necesario a nuestra mente y, sobre todo, a nuestro bienestar personal.

Consejos para gestionar las emociones y evitar un agravamiento de los problemas relacionados con el bruxismo

Durante el confinamiento, la fatiga, el estrés, la irritabilidad o incluso la tristeza pueden aparecer de forma recurrente. Pasamos muchas horas en casa, trabajando, preparando las comidas, cuidando de los más peques, atendiendo, aunque sea en la distancia, a nuestros familiares, preocupándonos por la situación que vivimos… y, sí, a veces, la cabeza dice “basta, por favor”. Para las personas que, desde antes del confinamiento, padecen bruxismo de forma recurrente, estas circunstancias pueden agravar el problema; para las que no, se estima que hasta el 80% de la población española puede presentar, en algún momento de la vida, complicaciones relacionadas con esta patología.

El bruxismo no solo puede ocasionar dolor de mandíbula, sino, además, cefaleas, dolor de oídos, dorsalgias, mareos o vértigos. Asimismo, también puede provocar el desgaste de las piezas dentales y, en casos graves, incluso la fractura de estas.

Para, en la medida de lo posible, evitar estos problemas o, al menos, poder controlarlos, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Intenta mantener unos horarios fijos y la rutina habitual, sobre todo, aquella relacionada con las horas de sueño.
  • Sigue una dieta equilibrada, en la que se incluyan todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios, y evita el consumo excesivo de productos ultraprocesados y/o con altas dosis de grasas y azúcar.
  • Practica ejercicio en casa, en función del nivel que previamente tengas. No hace falta ejercitarse para una maratón, pero sí mantener cierta actividad. El deporte, además de beneficiar el estado físico de nuestro cuerpo, también no ayuda a relajar la mente.
  • Si padeces ansiedad, evita la sobreinformación, sobre todo a última hora el día. Si consulta, por ejemplo, dos veces al día el estado de la situación, es suficiente.
  • Diariamente, dedícate un tiempo para realizar actividades que te animen y sigue en contacto con tus familiares y amigos.
  • Si, desde hace un tiempo, utilizas una férula de descarga nocturna para tratar el bruxismo, sigue utilizándola cada noche.

prevencion-coronavirus.jpg

28 abril, 2020 Sin categoría0

La pandemia de COVID-19 está haciendo que nuestros hábitos cambien totalmente. Esta situación sanitaria requiere de muchos cuidados y pautas a seguir por parte de todos, para evitar que el número de contagiados siga creciendo y conseguir frenar esta pandemia.

La principal vía de transmisión del virus es la saliva del infectado, por ello, hay que tener especial cuidado con las superficies u objetos que puedan haber sido contagiados a través de la tos, estornudos o saliva.

Cuidados de higiene dental para prevenir el Covid19

En estos días de cuarentena tenemos que aumentar y no olvidar nuestra higiene dental y todos los aspectos relacionados con ella.

1. Desinfecta tu cepillo de dientes diariamente

Si no se realiza una limpieza y desinfección de nuestro cepillo de dientes de manera constante puede convertirse en un nido de bacterias y gérmenes, y por lo tanto, un medio de contagio fácil para el coronavirus.

Es recomendable realizar un proceso de desinfección del cepillo de dientes de manera diaria a través de agua muy caliente y sal. Otro medio para limpiar y desinfectar el cepillo de dientes es una mezcla de una parte de agua oxigenada y dos de agua caliente. Dejar el cepillo de dientes 30 minutos a remojo con la mezcla y aclarar posteriormente con agua.

Además, es importante que si hemos dado positivo en Covid-19, no olvidemos de tirar y cambiar el cepillo de dientes después de pasar la enfermedad.

2. Guarda tu cepillo de dientes separado de otros y protegido con su cabezal

En esta situación sanitaria, se recomienda que cada miembro de la familia guarde su cepillo de dientes en un lugar diferente, alejado del WC, con su cabezal de protección puesto y a poder ser, en un cajón evitando la humedad y estar al descubierto.

3. No olvides lavarte las manos antes de cepillarte los dientes

Lavarse las manos constantemente es uno de los mejores consejos para evitar contagiarse por coronavirus. Ante esta acción, no debemos olvidar la higiene de nuestras manos antes de cepillarnos los dientes. Aunque estemos en nuestra casa, podemos estar conviviendo con el virus sin darnos cuenta y cepillarnos los dientes con nuestras manos infectadas es un medio directo de contagio.

4. Realiza tu higiene dental 3 veces al día

Independientemente de la situación sanitaria, no debemos olvidar llevar una higiene perfecta de nuestros dientes aunque estemos en casa. De esta manera, evitaremos padecer otro tipo de afecciones relacionadas con nuestra salud dental a consecuencia de la acumulación de placa y restos de alimentos. ¡Muy importante el cepillado dental antes de irnos a dormir!

5. Enjuaga la boca con colutorios especiales

Los colutorios antisépticos no eliminan el coronavirus, pero es una recomendación para evitar que el virus se propague más. Es importante que este tipo de colutorio con clorexidina no se utilice más de 3 semanas porque puede ser perjudicial para nuestra salud dental.

Otro tipo de enjuague recomendado es aquel con peróxido de hidrógeno al 1% o el de povidona al 0,2%.

6. Limpia diariamente las superficies de que más usas.

Tal y como recomiendan las autoridades y otros medios autorizados, es importante limpiar aquellas superficies de la casa que más usamos con lejía doméstica diluida en agua, como, por ejemplo, pomos de puertas, interruptores de luz, mesas, baños, etc… Independientemente de que convivamos con un infectado por coronavirus.


DSC_6593-1200x801.jpg

14 abril, 2020 Sin categoría0

La humanidad está viviendo un momento histórico, donde un enemigo invisible y muy peligroso se ha metido en nuestras vidas, y la única manera de vencerlo es quedándonos responsablemente en nuestras casas.
Aunque el hogar representa un sitio de seguridad y confort; el hecho de estar en ellos tantos días seguidos, sin tener la opción de dar ni siquiera pequeños paseos, puede llegar a ser toda una aventura con grandes subidas y bajadas para todos aquellos padres con niños pequeños.
En estos momentos muchos de vosotros os preguntaréis ¿Qué tan necesaria es mantener la salud bucal de los peques? ¿Podríamos hacer una pausa y retomarla cuando todo se normalice?
La respuesta es no. No podemos descuidar la higiene bucal de nuestros niños, incluso podríamos afirmar que es más importante tenerla ahora, que en tiempos de normalidad.

En este artículo os explicaremos el porqué. Si durante estos días decidimos no hacer mucho énfasis en la higiene bucal de nuestros hijos,
corremos el riesgo que de manera rápida se puedan producir patologías bucales, como por ejemplo la caries dental, que además de causar fuerte dolor en nuestros niños, podría complicarse con procesos infecciosos que requieren de manera inmediata atención odontológica, lo que implica que tanto los padres, niños y personal de la clínica dental se verían en la obligación de incumplir uno de los principales objetivos que persigue el confinamiento, como lo es el aislamiento social. En casos muy severos, con infecciones grandes, el niño deberá ser llevado al hospital más cercano ya que en algunas ocasiones se requiere de su ingreso para terapia medicamentosa más fuerte; esto tampoco es
conveniente con la problemática del sistema sanitario que actualmente tenemos.

En fin, debemos de tratar de evitar cualquier cuadro que pueda llevarnos a tener una urgencia.Lo mejor de todo, es que la manera de hacerlo es muy fácil, solo debemos controlar dos aspectos básicos: La higiene bucal y la alimentación.

1.- Higiene Bucal.

Aunque durante estos días no vayamos a salir de casa, el mantener una correcta higiene bucal disminuye considerablemente el riesgo de desarrollar enfermedades bucales. Para que esta sea efectiva debemos recordar:
Realizarla como mínimo tres veces al día o después de cada comida. (durante estos días es común el picoteo, siempre que estas pequeñas meriendas sean saludables (Bajas en azúcares) podemos reservar el cepillado solo para el desayuno, comida y
cena.
– Si nuestros hijos tienen menos de 10 años debemos reforzar su técnica de higiene por lo menos una vez al día. Los niños menores de esa edad generalmente no tienen desarrollada la destreza motora necesaria para realizar un procedimiento de limpieza
100% efectivo.
– Usar pastas dentales con flúor desde la erupción del primer diente (Mínimo 1000 ppm de flúor). En muy importante el control de las cantidades; para ello debemos recordar la siguientes normas:

➢ Niños de 0 a 3 años: Una ligera mancha de pasta en el cepillo es suficiente.
➢ Niños de 3 a 6 años: Porción de pasta del tamaño de un grano de arroz.
➢ Niños mayores de 6 años y adultos: Porción de pasta del tamaño de un
guisante.

– Recordar que un buen cepillado como mínimo debe durar 2 minutos y que no debemos MOJAR EL CEPILLO ANTES DE CEPILLARNOS.

2.- Alimentación

Comenzaremos haciendo énfasis en algo que todos sabemos: Para tener dientes fuertes y saludables debemos tener una alimentación balanceada, rica en frutas y verduras y baja en azúcares procesados. De igual manera es muy importante beber mucha agua.

Entendemos que durante estos días de encierro, mantener a los niños entretenidos es una tarea dura, es por ello que como padres muchas veces utilizamos técnicas para el manejo de conducta, donde ofrecemos reforzadores positivos a nuestros niños, si obtenemos las respuestas que deseamos. Esta es una técnica excelente, el llamado es a que estos reforzadores no sean dulces, chuches, bebidas azucaradas y/o carbonatadas.
Sabemos que las tiendas están cerradas, y el ir al parque o a dar un paseo en estos momentos no es opción, es por ello que os traemos una propuesta, la cual podéis utilizar para premiar al niño por cualquier comportamiento positivo incluyendo hacer su higiene bucal diaria.

-Hacer un cuadro de puntos: Consiste en elaborar un cuadro donde registraremos a través de puntos las veces que nuestro peque haya hecho las actividades que le hemos indicados de manera correcta. Al terminar el periodo de confinamiento podrán ser canjeados estos puntos por actividades que al niño quiera hacer y le hagan ilusión. Tales como: paseos, visitas a amigos, pijamadas, etc.

Para finalizar quisiera recordaros que cualquier duda que tengáis no dudéis en llamarnos que estaremos muy gustosos de atenderos.
Estamos seguros que ya falta menos para vernos (Os echamos mucho de menos).

Cuando nos veamos queremos que sea para revisiones rutinarias, tratamientos pendientes; y que todo esté bien, no quisiéramos tener que veros porque tenéis dolor o molestias. Así que “A lavaros los dientes sin falta”


desarrollo-lenguaje.jpg

4 marzo, 2020 Sin categoría0

El lenguaje es un sistema de signos arbitrarios, estructurados a través de unas reglas que permiten combinar sonidos para formar palabras, palabras para formar frases y frases para expresar pensamientos y sentimientos. Es la base de la comunicación del ser humano y el medio más empleado.

Problemas del lenguaje en niños

Hablamos de problemas del lenguaje cuando existe cualquier dificultad para darse a entender o comunicar su mensaje (lenguaje expresivo) o para entender el mensaje de otros (lenguaje receptivo). Se producen durante el  periodo de adquisición del lenguaje oral y no son derivados ni están asociados a pérdidas auditivas, daño cerebral, déficit intelectual, etc.

Dentro de estos problemas podemos destacar:

  • Retraso simple del lenguaje (RSL)
  • Trastorno específico del lenguaje (TEL) o Disfasia
  • Afasias

El retraso simple del lenguaje es uno de los problemas más frecuentes.

Retraso simple del lenguaje (RSL)

Es una disfunción en la que existe un desfase cronológico entre el lenguaje del niño y lo esperado según la edad, sin que exista un déficit intelectual, sensorial o motriz que lo justifique. Suele diagnosticarse entre los 2 y 6 años, que es la edad en la que el niño ya ha iniciado su aprendizaje del lenguaje.

Generalmente, aunque a un ritmo más lento de lo normal, evolucionan según los rasgos característicos de cada una de las etapas, por lo que el grado de afectación del retraso se considera leve, así como los trastornos asociados.

Este retraso puede afectar al desarrollo del lenguaje de manera global o solo a los aspectos fonológico, morfosintáctico y semántico, que son los más frecuentes. Lo más normal es que se presente como una insuficiencia del aspecto expresivo, comprensivo y articulatorio.


¿Cuáles son las características que debemos considerar para hablar de retraso simple del lenguaje?

Una premisa que se debe tener en cuenta es que desde los 3 años y medio, el niño sano ya domina la estructura fundamental de la lengua materna y la puede reproducir claramente. Este dato cronológico es básico para comprender que todo niño con retraso del lenguaje debe ser evaluado antes de esta edad clave.

A nivel expresivo destacamos:

  • Aparición de las primeras palabras después de los 2 años de edad (diferentes de “papá” y “mamá”).
  • Indicar una palabra para referirse a una idea después de los 3 años de edad (holofrase). Por ejemplo, decir mamá mientras señala el bolso de su madre.
  • Utilizar el pronombre “yo” a partir de los 4 años de edad.
  • Tener un vocabulario reducido con habla infantilizada y omisión de sílabas.
  • El lenguaje telegráfico permanecerá más allá de los 4 años de edad. Por ejemplo, “mamá jugar”
  • No expresar frases complejas, ni plurales ni conjugar correctamente los verbos entre los 4-5 años de edad. Tampoco expresar artículos ni pronombres posesivos.
  • Su vocabulario se reduce a objetos del entorno y tienen dificultad para adquirir conceptos abstractos.
  • Tener tendencia a compensar la expresión verbal deficiente y falta de vocabulario con mímica y gestos naturales.

A nivel de comprensión destacamos:

  • Lagunas en las nociones espacio-temporales y en la distinción de colores.
  • Dificultad en los aprendizajes escolares.
  • Comprensión de situaciones concretas sólo de su entorno familiar.
  • En rasgos generales, la comprensión es mejor que la expresión.

Cuando se ha detectado este retraso, la intervención resulta imprescindible para garantizar la mejora y la rápida recuperación del niño, pero…


¿Qué podemos hacer para que mejore?

Además de la intervención del logopeda, desde casa podemos colaborar:

✅ Evitando la sobreprotección: anticiparse a las demandas del niño o hablar por él son aspectos que debemos controlar para hacer que el niño se esfuerce por comunicarse. Hay que dejarle su tiempo para que se exprese e incentivar que pida lo que quiere a través del lenguaje oral. Para ello, se puede dejar juguetes u objetos que use habitualmente a la vista pero no a su alcance para que los pida.

✅ Estimulándolo: aquellos niños que están poco estimulados tienen un lenguaje más pobre. Hablar con él con un vocabulario amplio, leer cuentos juntos de manera interactiva, etc. serán actividades que favorezcan la mejora del desarrollo expresivo.

✅ Cuidado con los celos: en caso de que haya algún hermano pequeño, es frecuente que haya una regresión, sobre todo del habla, por lo que habrá que mantenerle la atención para darle su espacio y dedicarle su tiempo.

✅ No corrigiendo explícitamente: si alguna palabra la dice mal, no corregírsela de manera explícita, sino incluirla en una frase. Por ejemplo, si dice “cocholate” contestarle “ahora te doy un poco de chocolate”.

✅ Fomentando su autonomía: animar a que sea capaz de hacer cosas solo aumentará su autoestima y se sentirá seguro para expresarse sin temores.


IMG_20200109_183305-1-1200x1600.jpg

28 enero, 2020 Sin categoría0

La Profilaxis o Limpieza Dental es un procedimiento realizado en clínica por las higienistas dentales, y cuyo objetivo es eliminar cualquier bacteria y sarro de los dientes, la línea de la encía y los espacios interdentales.

  1. El  tratamiento dental empieza con una primera valoración por parte del profesional. Se realiza una exploración bucal y se estima la necesidad de realizar una profilaxis o no. El dentista o higienista analizará los dientes y encías, para detectar la acumulación de sarro y placa bacteriana (gracias a una solución que tiñe la placa y que localizamos con una lupa y un raspador), así como para localizar algún diente que se mueva y, por supuesto, detectar si existe ninguna enfermedad periodontal.
  2. Se elimina el sarro y la placa bacteriana de los dientes y bajo la línea de las encías mediante ultrasonido.
  3. Con agua a presión en la que hemos diluido un bicarbonato especial, procederemos a eliminar todas las posibles manchas debidas a alimentos pigmentados (el café, por ejemplo) o por cauda del tabaco.
  4. Pulimos los dientes utilizando una pasta fluorada y blanqueadora, con la meta de conseguir una superficie completamente lisa y el tono más blanco posible para los dientes.
  5. Aplicaremos un gel antiinflamatorio para evitar las molestias que pueda haber ocasionado el tratamiento y, además, impedir la inflamación de las encías.

Gracias a esta limpieza dental, su habitual higiene bucal será mucho más sencilla y satisfactoria, ya que le habremos facilitado la tarea de acceder a ciertos espacios bucales a los que antes no podía. Además, el dentista o higienista aprovechará la ocasión para darle las claves para mejorar sus hábitos diarios y tener de esta manera una mejor salud dental.

¿Cada cuánto tiempo tengo que hacerme una limpieza?

La higiene bucodental es especialmente importante en aquellos pacientes que padecen enfermedades periodontales: gingivitis o periodontitis.

En un estado inicial, se manifiesta mediante la inflamación y sangrado de las encías -gingivitis-. En este estado, la afección es reversible mediante una limpieza bucodental exhaustiva.Sin embargo, en caso de que se encuentre en un periodo más avanzado, la enfermedad periodontal deriva en piorrea. Es una patología que comienza con la inflamación de los tejidos de soporte y, en caso de no ser tratada, puede suponer movilidad de las piezas dentales y la pérdida de las mismas.

La higiene bucodental es el principal factor de prevención de este tipo de patologías.

Por este motivo, en pacientes periodontales, los especialistas recomiendan la realización de una limpieza bucodental cada 4 o 6 meses. Por el contrario, en personas que mantengan su boca en salud, el periodo se extiende hasta los 8 o 10 meses.

 

 

¿Existen varios tipos de limpiezas bucales?

Hay otra técnica de limpieza dental más compleja denominada curetaje. Se realiza con anestesia local, ya que resulta molesto y en algunos casos puede causar dolor. Aquí no sólo se elimina el sarro y los restos de comida de la dentadura, sino que también se eliminan los restos de tejido enfermo que se halla en las bolsas periodontales.

 


3298-1200x800.jpg

26 diciembre, 2019 Sin categoría0

¿A qué se debe los dientes sensibles?

La sensibilidad dental se produce en el momento que la dentina, que se encuentra protegida por la encía y el esmalte dental, deja de estar protegida y queda completamente descubierto permitiendo que los elementos externos afecten a la sensibilidad de las encías y respondan a los estímulos tanto del frío como del calor.

Este tipo de problemas pueden llegar a derivar en otra clase de enfermedades como pueden ser las caries u otros problemas de encías serios.

 

¿Qué hacer para evitar estos problemas?

Es importante que haya un perfecto mantenimiento en el cuidado bucodental y esto lo puedes hacer de la siguiente manera:

  • La pasta de diente debe ser fundamental a la hora de tratar tu dentadura, hazte con una específica dependiendo de las molestias, en el caso de problemas para dientes sensibles al frío existen dentífricos que ayudan para proteger y reparar tu dentadura.
  • Cuando hablamos de pastas de dientes es importante evitar blanqueantes que sean perjudiciales para nuestra dentadura y podría verse afectado el esmalte dental.
  • El cepillo de dientes también es muy importante y la clave es que no se utilicen cerdas demasiado duras que puedan hacer daño a las encías y al esmalte hasta provocar incluso el sangrado.

El hilo dental también es necesario utilizarlo para los restos de alimentos que se quedan entre los dientes que están más cerrados y un limpiador lingual que ayude a acabar con las bacterias.

  • Aunque no creas que tenga relación, lo cierto es que los dientes sensibles al frío pueden ser reparados dependiendo de la alimentación que tomes. Por ejemplo, evitar consumir alimentos ácidos que desgasten el esmalte dental.

A su vez, el pasar de un alimento caliente a uno más frío afecta directamente a la dentadura en el caso de existir una desprotección como por ejemplo en la dentina.

  • Podemos hablar de los alimentos que afectan a los dientes sensibles al frío. Aunque no nos demos cuenta, consumir chicles y comer cosas que contengan una gran cantidad de azúcar pueden perjudicar al esmalte y otras partes de la dentadura. El tabaco es otra de las cosas que afectan directamente.
  • En épocas de mucho frío se debe tener cuidado a la hora de respirar. Hay que hacerlo correctamente, se toma aire por la nariz en lugar de hacerlo por la boca y no afectará de forma directa a los dientes.

Esto hay que acompañarlo con ropa de abrigo en caso de temperaturas muy bajas, todo lo que sea proteger tu cuerpo, garganta y boca será beneficioso para tu dentadura.


VITALUNA-DSC_3918-1200x801.jpg

12 diciembre, 2019 Sin categoría0

Un ciclo de Fecundación in Vitro (FIV), paso a paso.

1. Ecografía basal.

Realización de una ecografía basal en los primeros días de la regla o después de haber estado unos días con anticonceptivos orales.

2. Inicio de la estimulación ovárica.

Existen diferentes tipos de estimulación ovárica, por lo que el especialista indicará cuándo iniciar la medicación. Las inyecciones son de administración subcutánea y preferiblemente entre las 20:00 y las 23:00 horas.

3. Control de la estimulación.

El primer control se realiza entre el 4º o 5º días tras haber empezado con las inyecciones. A partir de aquí los controles ecográficos serán cada 48 horas a menos que el ginecólogo considere oportuno otro momento.

4. Maduración folicular.

Una vez  que los folículos han alcanzado un tamaño adecuado, tu ginecólogo te indicará la fecha y hora de la administración de la medicación para maduración folicular. El cumplimiento exacto de los horarios de esta medicación es muy importante ya que completa la maduración de los folículos.

5. Punción ovárica.

Se realiza a las 36/38 horas de la administración de la medicación para maduración folicular bajo sedación con presencia de un anestesista.

6. Fecundación.

Una vez extraídos los óvulos, estos son inseminados con los espermatozoides de la pareja salvo que se utilice semen de donante.

Al día siguiente de la punción de evalúa si ha ocurrido la fecundación de los óvulos inseminados y se informa a la paciente. Si se confirma la fecundación, se dará una nueva cita para la transferencia embrionaria.

7. Transferencia embrionaria.

Se programa a los 2 o 3 días de la punción ovárica, sin anestesia ya que es un procedimiento indoloro.

8. La prueba de embarazo.

Se realiza a las dos semanas de la transferencia mediante una prueba de sangre. Los resultados se darán el mismo día de la prueba, así como las indicaciones a seguir tanto si la prueba tiene un resultado positivo como negativo.

¿A quién va dirigido? ¿En qué casos está indicada la fecundación in vitro (FIV)?

La fecundación in vitro se puede realizar con esperma de donante o de la pareja y nos permite facilitar el proceso de la fecundación cuando existen otras causas que la dificultan. Este tratamiento se recomienda para:

  • Mujeres después de varias inseminaciones artificiales sin éxito.
  • Mujeres con endometriosis avanzada, con probable afección en las trompas y en la calidad ovocitaria.
  • Mujeres de edad avanzada, con óvulos de baja calidad.
  • Mujeres con lesión en las trompas o ausencia de ellas.
  • Mujeres con hidrosálpinx.
  • Parejas en las que es necesario hacer un estudio genético preimplantacional.
  • Parejas en las que el hombre presente mala calidad espermática (factor masculino moderado o severo).

 


autoestima-1200x800.jpg

2 diciembre, 2019 Sin categoría0

No cabe duda que la autoestima es un componente de nuestro estado psicológico necesario para un buen funcionamiento en diferentes áreas de nuestra vida. Sin autoestima, la vida sería considerablemente difícil y dolorosa. Sin ella, se pueden dejar de satisfacer incluso muchas de nuestras necesidades básicas.

Pero ¿en qué consiste realmente? y, ¿por qué algunas personas llega a autocriticarse e incluso a machacarse con pensamientos del tipo “no valgo para nada”, “soy un/a inútil” “todo me sale mal” o “nunca conseguiré mis objetivos”? 

Una de las particularidades que caracterizan al ser humano y lo hacen diferente de los demás animales es la capacidad de tener consciencia de sí mismo. Como consecuencia de ello creamos nuestra propia identidad y le asignamos un valor. Por tanto, lo que hacemos en realidad es definirnos a nosotros mismos y después decidimos si nos gusta o no esa identidad que hemos establecido. 

Cuando se inicia un proceso de destrucción de la autoestima, estamos utilizando nuestra capacidad humana de juzgar. Podemos pensar que no nos gusta un color en concreto, algún sonido o un estilo de ropa, pero cuando rechazamos alguna parte de nosotros mismos, nos estamos infligiendo un gran dolor a nuestras estructuras mentales, las cuales son esenciales para mantener una salud psicológica óptima.

Igual que evitamos aumentar el dolor físico producido por un golpe o una herida, también evitamos el sufrimiento que nos va a provocar rechazarnos a nosotros mismos. De esta manera comienza un camino de no asumir riesgos de ningún tipo, ya sean  personales, profesionales o de cualquier área de la vida. Las relaciones sociales se vuelven difíciles y se limita nuestra capacidad de manejarnos en un mundo de constantes e incesantes demandas. Y cuando esto ocurre nuestra forma de percibirnos y sentirnos a nosotros mismos se deteriora. 

Uno de los factores importantes que determinan nuestro grado de autoestima son los pensamientos, nuestras ideas, lo que nos decimos sobre nuestras circunstancias. Si te criticas por haber errado en alguna tarea de tu trabajo con frases del tipo “Soy inepto” o “siempre estoy metiendo la pata”, tu autoestima se resentirá y sufrirá un bajón. En cambio si te dices “bueno, me he equivocado en un aspecto en concreto de mi trabajo, la próxima vez intentare hacerlo mejor” probablemente tu autoestima no sufrirá tanto.

No nos afecta lo que nos ocurre, si  no lo que nos decimos a cerca de lo que nos ocurre, es decir, no cambiamos las circunstancias, sino la manera de interpretarlas. Y este, es el inicio para comenzar a tener una opinión favorable de uno/a mismo/a, cambiando la forma en la que interpretas tu vida, favoreciendo así un cambio de enfoque de nuestros pensamientos negativos y autocríticos.

Y esto es posible entre otras cosas porque se trata de un aprendizaje. A lo largo de nuestra vida hemos ido interiorizando frases sobre nuestra valía personal ante la respuesta de los demás hacia nosotros y de las experiencias en las diferentes etapas de nuestra vida. Aprendemos a valorar si somos valiosos o no, y esas creencias a cerca de nuestra identidad se mantienen y se consolidan con el tiempo.

Si esas ideas eran inicialmente negativas, muy probablemente persistan en la actualidad en forma de una baja autoestima, y lo que es más importante, se mantienen entre otras cosas porque no solemos cuestionarlas, las damos por buenas en todo momento. De modo que, como parte de nuestro proceso de aprendizaje para favorecer el cambio, debemos restructurar nuestro pensamiento, cambiando el enfoque, detectando nuestra voz crítica, rebatiendo esas ideas negativas sobre nuestra valía y sustituyéndolas por otros pensamientos más realistas sobre nosotros y nuestras circunstancias.

En el centro vitaluna, desde el área de psicología de adultos te ayudamos a comprender mejor este proceso de cambio para poner fin a esos juicios contra uno/a mismo/a. Tu manera de sentir y de percibirte puede cambiar, y cuando esto ocurre las sensaciones de libertad se irán ampliando. 

Pedro J. Fernández Martínez

(Psicólogo)


logo-footer

Centro Médico Vitaluna ofrece un servicio de alta calidad a los vecinos de las comarcas del norte de Almería y sur de Murcia.

Normativas

  • Política de Privacidad
  • Política de Cookies
  • Aviso Legal
  • RGPD

Siguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Copyright © 2020 | VITALUNA - Centro Médico y Dental | Diseñado por SPEWEB